Dieta para la insuficiencia renal

La dieta para la insuficiencia renal está indicada en casos de patología renal crónica, es decir, en todos aquellos casos en los cuales hay un deterioro progresivo e irreversible de la función renal que termina llevando al paciente a un estado terminal en el cual necesita de terapia sustitutiva.

Aquí te explicamos cuál es la dieta para la insuficiencia renal:

¿Qué es la insuficiencia renal crónica y cuáles son sus síntomas?

Que-es-la-insuficiencia-renal-cronica-y-cuales-son-sus-sintomas

La insuficiencia renal crónica se caracteriza por alteración en la función o en la estructura renal durante un período mayor de tres meses. Esto trae implicaciones serias para la salud.

Los riñones forman la orina y se encargan de mantener una homeostasis en el medio interno. Cuando existe una falla, comienzan a haber alteraciones como:

  • Acumulación de urea y creatinina en sangre. La urea y creatinina son productos de desecho del metabolismo de las proteínas.
  • Anorexia o falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Disminución en la capacidad de concentrar la orina. Esto lleva a aumento del volumen urinario (poliuria) y luego a oliguria (cuando ya existe una falla renal más avanzada).
  • Acidosis metabólica. Cuando hay enfermedad renal crónica terminal.
  • Retención de líquidos
  • Aumento de electrolitos en sangre (sodio, potasio, fósforo)
  • Aumento de peso a expensas de líquido
  • Disminución de calcio en sangre y vitamina D
  • Anemia. La hormona eritropoyetina que es fabricada en el riñón y favorece la formación de glóbulos rojos, disminuye.

Para el diagnóstico de la enfermedad renal crónica se considera:

  • Reducción del índice de filtrado glomerular (FG) por debajo de 60 ml/min/1.73 mts2
  • Presencia de algún marcador de daño renal: pérdida de proteínas por orina, alteraciones de sedimento en orina, cambios en electrolitos (sodio, potasio, fósforo, etc), alteraciones renales estructurales constatadas por pruebas de imagen.

En el año 2002, la National Kidney Foundation publicó las guías sobre el diagnóstico, evaluación y clasificación de la enfermedad renal crónica (IRC) basada en estadios de severidad, definidos por el filtrado glomerular además del diagnóstico clínico.

Clasificación de la ERC en estadios

EstadioCaracterísticasFG (ml/min/1.73 mt2)
Estadio 1Daño renal con FG normal>90
Estadio 2Daño renal con FG levemente disminuido89-60
Estadio 3aFG ligero a moderadamente disminuido59-45
Estadio 3bFG moderado a gravemente disminuido44-30
Estadio 4FG gravemente disminuido29-15
Estadio 5Falla renal<15

Fuente: KDOQI Clinical Practice Guidelines for Chronic Kidney Disease: Evaluation, Classification, and Stratification

Las causas más comunes de la IRC son:


Cómo debe ser una dieta nefrosaludable

El plan de alimentación para pacientes con enfermedad renal crónica tiene los siguientes objetivos:

  • Mantener un estado nutricional adecuado
  • Evitar la sobrecarga de los riñones
  • Disminuir la concentración en sangre de desechos
  • Prevenir alteraciones del metabolismo óseo
  • Mantener un balance hidroelectrolítico adecuado, así como una presión arterial en niveles normales

Dentro de los nutrientes y micronutrientes a considerar se encuentran:

  • Calorías
  • Proteínas
  • Grasas
  • Carbohidratos
  • Sodio
  • Potasio
  • Fósforo
  • Agua

Antiguamente, se recomendaba una dieta sin proteínas animales en el manejo de la insuficiencia renal crónica. Sin embargo, hoy en día estas dietas con muy bajo aporte de proteínas se usan sólo en caso de insuficiencia renal aguda o en enfermedades renales avanzadas.

En la actualidad y, teniendo en cuenta que la mayoría de las personas con enfermedad de los riñones deben seguir una nutrición específica por casi toda la vida, el aporte de proteínas ha sido flexibilizado.

Además, en muchos casos la baja ingesta de proteína llevaba a que el propio organismo utilice las proteínas musculares para cubrir sus necesidades. Esto es contraproducente ya que genera más residuos en la sangre que deben ser filtrados por el riñón.

Es por esto que se recomienda una dieta hipoproteica o con control proteico, para permitir que los riñones conserven su función y mantener o mejorar el estado nutricional del paciente.

Las calorías van a depender de la evaluación nutricional. En muchos casos se maneja un plan levemente hipocalórico si existe sobrepeso. De lo contrario, un plan con calorías normales es lo ideal para evitar la malnutrición.

El sodio, potasio y fósforo se encuentran restringidos debido a que su concentración en sangre está aumentada.

Por último, en pacientes con oliguria (disminución de la diuresis) o anuria (ausencia total de diuresis), el líquido se restringe y sólo se da agua con el fin de cubrir las necesidades basales. El requerimiento de agua se evalúa en base a si existe hipertensión arterial, retención de líquidos y a la diuresis.

Con el fin de evitar complicaciones cardiovasculares se seleccionan las grasas de buena calidad nutricional y, en caso de existir diabetes, también se opta por carbohidratos de bajo índice glucémico o que no impacten en forma brusca en la curva de glucemia.

Por último, se debe aclarar que todas las recomendaciones deben ser individualizadas y adaptarse al estado nutricional y al estadío de la enfermedad del paciente.


Consejos para llevar a cabo una alimentación adecuada a insuficiencia renal

alimentacion-adecuada-a-insuficiencia-renal

Los siguientes consejos pueden ayudarte a planificar un menú para la insuficiencia renal.

Elige y prepara alimentos con menos sal y sodio

Para llevar a cabo este consejo se recomienda:

  • Evitar la sal de mesa
  • Usar condimentos aromáticos (laurel, perejil, comer ajo en las comidas, usar nuez moscada, canela, etc) para realzar el sabor de las comidas.
  • Evitar alimentos salados (encurtidos, fiambres, productos de copetín, quesos maduros, enlatados, alimentos procesados, comidas pre cocidas, pan común, galletitas, etc).
  • Chequear las etiquetas y evitar aquellos productos alimentarios con un 20% o más del valor diario recomendado es un alimento alto en sodio.
  • Utilizar alimentos frescos para preparar tus comidas.

Come la cantidad correcta y los tipos adecuados de proteínas

Debido a que la ingesta de proteínas debe ser controlada, se recomienda usar aquellas fuentes alimentarias de proteínas completas.

Entre los alimentos proteicos que puedes incorporar se encuentran: carnes de res, cerdo desgrasado, pavo, pollo. Los pescados recomendados para insuficiencia renal son los blancos, porque no contienen tanta grasa y se digieren más fácil. Si tienes apetito, puedes optar por los grasos con control de porción.

Otras fuentes recomendadas son los productos lácteos descremados, huevos, quesos blandos y naturales.

Generalmente se usa una porción pequeña de carne en almuerzo o cena y huevo con queso como reemplazo.

Las proteínas de origen vegetal son de mediana calidad y, en general, son fuentes de fósforo. Por esto, se recomiendan en forma controlada.

Un enfermo renal puede comer gelatina sin problemas como snack y para complementar su ingesta proteica. Si tienes diabetes se recomienda que utilices la opción sin azúcar.

Elige alimentos que sean saludables para su corazón

Teniendo en cuenta que muchos pacientes tienen problemas cardiovasculares asociados, se recomiendan alimentos con grasas saludables y evitar alimentos prohibidos para el colesterol (grasas trans, grasa láctea, grasas de carnes).

Lo ideal es cocinar sin aceite y agregarlo al final de la preparación, como condimento, en crudo. Una cucharada sopera es adecuada en la mayoría de los casos. El aceite de oliva, de lino, de aguacate, son los más recomendados.

Elige alimentos y bebidas con menos fósforo

Debido a que el fósforo está aumentado en sangre en la mayoría de los pacientes, se recomienda monitorear estos niveles y seguir una dieta baja en fósforo.

Con la restricción de proteínas animales ya se reduce bastante el consumo de fósforo. Sin embargo, hay que evitar ciertos alimentos prohibidos en insuficiencia renal como fiambres y embutidos, picadillos, patés, mariscos, crustáceos y moluscos, frutas secas, semillas, legumbres, dulce de leche, chocolate, bebidas cola, cereales integrales, pan de salvado, salvado de avena.

En su reemplazo, es mejor usar pan de masa madre y cereales decorticados.

Elige alimentos con cantidad baja en potasio

El potasio es un mineral muy abundante en los alimentos frescos, principalmente. El nivel de potasio suele estar aumentado en enfermedades renales porque no puede eliminarse por la orina. Es por esto que se recomienda bajar el potasio proveniente de los alimentos que se consumen.

Debido a que se trata de un mineral muy encontrado en alimentos de consumo habitual, actualmente se recomienda consumir alimentos bajos en potasio y no excluir los alimentos ricos en este mineral, sino controlar su consumo.

También se debe tener en cuenta que el contenido de potasio se puede disminuir por la cocción o el remojo en agua durante horas.

Los alimentos con menor contenido en potasio son: manzanas, melocotones, zanahorias, judías verdes, pan blanco y pastas, arroz blanco, leche de arroz (no enriquecida), cereales cocidos de arroz y trigo, sémola, jugo de manzana, uva o arándano.

Los alimentos ricos en potasio son: naranjas, plátanos y jugo de naranja, patatas, tomates, arroz integral y salvaje, cereales con salvado, productos lácteos, pan y pasta de trigo integral, frijoles y nueces.

Elige alimentos ricos en vitamina D y calcio

En el caso del calcio, se debe evaluar si se han indicado quelantes de fósforo a base de calcio. Si este es el caso, se debe restringir el calcio dietético para evitar que este mineral se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos.

La vitamina D se suele suplementar y se recomienda la exposición al sol para favorecer su síntesis.

Evita alimentos dulces

Los dulces y el azúcar no se recomiendan en pacientes con insuficiencia renal para evitar el aumento de azúcar en la sangre, teniendo en cuenta que la mayoría tiene diabetes o algún grado de insulino resistencia.

Además, el exceso de azúcar ingerido promueve el aumento de triglicéridos en sangre, efecto que se debe evitar para prevenir problemas cardiovasculares.

En este sentido, se recomienda consumir alimentos reales y evitar los alimentos que engordan ultraprocesados que suelen ser una fuente de azúcar escondido.


Alimentos más recomendados en la insuficiencia renal

Existen algunos alimentos que, por su densidad nutricional y su aporte de antioxidantes, se recomiendan para cuidar los riñones.

  • Pimientos rojos

Son bajos en potasio y ricos en vitamina C, licopeno, vitamina B6, ácido fólico y fibra. Su riqueza en antioxidantes ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

  • Repollo

Es una crucífera alta en vitamina K, vitamina C y fibra, el repollo también es una buena fuente de vitamina B6 y ácido fólico; y es bajo en potasio. Debido a su riqueza en fitoquímicos es un excelente preventivo del cáncer. Puede consumirse en jugos para limpiar los riñones.

  • Ajo y cebollas

Son verduras ricas en compuestos sulfurados y químicos como los flavonoides que ayudan a prevenir la inflamación y reducir el riesgo de cáncer.

  • Arándanos y berries en general

Los arándanos son fuentes de vitaminas y antocianinas, también tienen un gran potencial antioxidante, ayudando a prevenir el estrés oxidativo y las enfermedades cardiovasculares.

  • Clara de huevo

Es la proteína de mejor calidad y la que mejor puede utilizar nuestro cuerpo. En pacientes renales es ideal por su bajo aporte de fósforo.

  • Pescados

Son fuentes de proteína de buena calidad y, además, contienen grasas omega 3, antiinflamatorias y reductoras del colesterol en sangre.


Cómo manejar la ingesta de líquidos

Como-manejar-la-ingesta-de-liquidos

En los pacientes renales que se encuentran en estadios 1 o 2, la cantidad de líquido no suele limitarse. Se adecúa en base a las necesidades basales y pérdidas por orina.

Cuando el filtrado glomerular comienza a disminuir más, se suelen limitar los líquidos y la ingesta de agua y, además, se tiene en cuenta lo que ingresa a través de los alimentos.

Para poder adherir a esta pauta, se recomienda:

  • evitar alimentos que generen sed.
  • evitar preparaciones con alto contenido de líquido como sopas, guisos, caldos
  • ingerir agua fresca, baja en sodio (con menos de 10 mg/dl) y sólo entre las comidas
  • evitar gelatinas y helados de agua
  • chupar cubitos de hielo puede ayudar a reducir la sed

Cómo lograr una mayor adhesión a la dieta

Teniendo en cuenta que la insuficiencia renal es una patología crónica, es muy importante la educación nutricional y enseñar a los pacientes la posibilidad de usar intercambios en caso de eventos, reuniones y fechas especiales.

Las personas con comorbilidades como diabetes, hipertensión arterial, problemas cardíacos, suelen tener menor adhesión.

La clave para lograr un equilibrio entre la salud y una buena calidad de vida es la educación nutricional y el apoyo psicológico en caso de ser necesario.


Referencias:

  1. https://www.nal.usda.gov/legacy/fnic/kidney-diseases
  2. http://kidneyfoundation.cachefly.net/professionals/KDOQI/guidelines_ckd/p4_class_g1.htm
  3. https://www.revistanefrologia.com/es-aspectos-nutricionales-insuficiencia-renal-articulo-X0211699508005896
  4. https://www.kidneyfund.org/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/kidney-friendly-diet-for-ckd.html
  5. https://www.mayoclinichealthsystem.org/hometown-health/speaking-of-health/5-nutrition-tips-for-chronic-kidney-disease
  6. https://www.davita.com/diet-nutrition/articles/advice/top-15-healthy-foods-for-people-with-kidney-disease
  7. https://www.bbraun.com/en/patients/renal-care-for-patients/living-with-renal-failure/healthy-eating.html#frequently-asked-questions-diet-and-fluid-management
  8. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5988638

Related posts

Deja un comentario