Recetas para diabéticos: ¡Mejora tu salud con estas deliciosas opciones!

El páncreas produce la hormona insulina, que regula los niveles de azúcar en la sangre. Cuando no hay suficiente insulina, el azúcar no llega a las células, sino que permanece en la sangre, lo que provoca niveles elevados de azúcar en la sangre y diabetes.

La diabetes tipo 1 es causada por un trastorno del sistema inmunitario y es más común en personas jóvenes y niños. La diabetes tipo 2 es una forma más común que se descubre más adelante en la vida. Además, la diabetes puede ocurrir durante el embarazo.


¿Cómo reconocer la diabetes?

La diabetes se puede reconocer por sed constante, pérdida de peso, fatiga, micción frecuente, hambre intensa, alteraciones visuales, infecciones frecuentes, piel seca y heridas que sanan más lentamente.

¿Qué deben comer los diabéticos?

Para mantener bajo control el nivel de azúcar en la sangre, es necesario cuidar la dieta. Cuando el cuerpo ingiere más calorías y grasas de las necesarias, se produce un aumento del azúcar en la sangre, lo que puede provocar una serie de problemas graves. También es importante cuántas comidas se toman al día, así como que se consuman aproximadamente a la misma hora.

Menú para diabéticos

En caso de diabetes, se recomienda consumir los siguientes alimentos:

  • frutas y verduras de hoja verde como la col rizada, el brócoli y las espinacas
  • Cereales y semillas integrales: arroz integral, avena, quinua, semillas de chía o semillas de lino
  • batata
  • legumbres
  • productos lácteos bajos en grasa
  • huevos
  • Ajo
  • alimentos ricos en fibra
  • un pez
  • fuentes de proteínas, como pollo, pavo, tofu, cerdo, frijoles
  • grasas saludables como nueces, aguacates y aceite de oliva
  • bebidas: agua, agua carbonatada, té sin azúcar, café negro sin azúcar

Aparte de que hay alimentos que se deben incluir en la dieta para esta enfermedad, también hay alimentos que se deben evitar. Estos incluyen: sal, productos lácteos altos en grasa, pan blanco, pasta, arroz, papas fritas, carne de res, perritos calientes, embutidos, jugos endulzados, bebidas energéticas, alimentos fritos, vegetales enlatados que tienen demasiada sal, mermelada, alcohol, pasteles y dulces.

Menu-de-comida-para-diabeticos-Retos
Source: freepik.com

Almuerzo: Sándwich de pollo a la parrilla con queso bajo en grasa

El pollo y el queso (vegetal) bajo en grasa se recomiendan no solo para los diabéticos, sino también para todos los demás. A la hora de elegir pan para tostadas, debes elegir uno elaborado con cereales integrales porque es mucho más sano, pero también más sabroso. Así es como puedes preparar rápida y fácilmente una comida saludable y deliciosa:

Ingredientes:

  • 2 gramos de aloe vera
  • pimienta
  • 600 gramos de filete de pollo
  • 2 gramos de sal
  • 10 ml de aceite
  • 200 gramos de queso vegetal

Preparación:

Sazona la carne con sal, pimienta y pimienta de Jamaica, fríala en aceite durante unos 20 minutos por cada lado o más, dependiendo de la carne que elija, hasta que esté tierna, luego colócala sobre una toalla de papel para escurrir el exceso de grasa. Cortar rebanadas de pan y poner queso vegetal o cualquier otro queso a gusto para que se derrita un poco a la temperatura. ¡Pon pollo y queso en un sándwich y disfruta de esta deliciosa comida!


Cena: Pechuga de pollo asada con espinacas y champiñones

La última comida del día debe ser especial. Especial para diabéticos. Lo que debe caracterizar la cena son los alimentos que no sobrecargan el sistema digestivo para que puedas conciliar el sueño más fácilmente y tener un sueño más saludable.

Además, los alimentos que se consumen por la noche deben aportar energía suficiente para el funcionamiento normal del organismo durante la noche y adaptarse a un metabolismo más lento. La pechuga de lucio con espinacas y champiñones es uno de los platos más apetecibles que puedes consumir para la cena.

Ingredientes:

  • 2 filetes de pollo
  • 200 gramos de champiñones
  • 150 ml de nata para cocinar
  • 100 gramos de espinacas
  • 75ml de vino blanco
  • 50 gramos de queso parmesano
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • sal y pimienta al gusto

Preparación:

Calentar dos cucharadas de mantequilla en una sartén. Sazona bien los filetes de pollo con pimienta y sal, luego áselos a la parrilla por cada lado durante unos cinco minutos hasta que estén dorados y la carne esté procesada térmicamente hasta el final. Retira el pollo de la sartén y cubre con papel aluminio.

Freír los champiñones picados en la grasa restante hasta que se ablanden. Retira los champiñones, luego agrega la cucharada restante de mantequilla a la misma sartén y saltee el ajo finamente picado. Agrega harina y mezcla bien.

Cocina durante aproximadamente un minuto y agrega el vino. Pasados ​​unos minutos, añadimos la nata para cocinar y cocinamos todo junto durante unos cinco minutos. Agrega parmesano y espinacas y cocina un poco más. Luego agrega el pollo y los champiñones a la sartén y mezcla bien. Cubre todo con perejil fresco.

Filete-de-pollo-con-espinacas-y-champinones-Retos
Source: freepik.com

Merienda: Yogurt griego natural con frambuesas

Podemos llamar condicionalmente a esta receta una receta, porque no hay reglas estrictas. Puedes combinar yogur griego al gusto, y aquí te damos un ejemplo de una delicia con yogur griego y frambuesas. Si lo deseas, también puedes agregar muesli, debido a la consistencia. Si además usas muesli, no sirvas y consumas este postre inmediatamente después de la preparación, sino espera diez minutos para que las escamas absorban la humedad del yogur. Así quedarán mucho más sabrosos y suaves.

Ingredientes:

  • unos 100 gramos de muesli
  • unos 200 gramos de frambuesas
  • unos 300 gramos de yogur griego
  • miel, al gusto
  • grosellas para decorar

Preparación:

Verter una cucharada de miel sobre las frambuesas y triturar con un tenedor. Verter las frambuesas en dos cuencos, añadir el muesli encima y finalmente el yogur. Adorna con frambuesas frescas y grosellas y cubra con miel (si lo deseas). Lo mejor es dejar unos 10 minutos para que el muesli absorba la humedad, luego servir. O cúbrelo y llévalo contigo al trabajo, a la escuela o de viaje.

Yogurt-griego-con-frambuesas-Retos
Source: freepik.com

Postre: Flan casero sin azúcar

Este es uno de los postres españoles más famosos, conocido en todo el mundo. Todos los omnis conscientes de la salud lo prepararán sin azúcar o usarán edulcorantes naturales como la stevia en su lugar.

Ingredientes:

  • 2 bolsas de budín de vainilla
  • 1 litro de leche
  • 1 huevo
  • 150 gramos de edulcorante natural (stevia)

Preparación:

Pon 9 decilitros de leche y 100 gramos de edulcorante natural (stevia) en un bol y ponlo al fuego hasta que hierva. Bate 1 huevo, agrega 50 gramos de edulcorante restante (stevia), 2 budines (sabor a gusto) y 1 decilitro de leche. Agregue esto a la leche hervida y cocine hasta que espese.

Toma un molde de 25 cm, engrásalo con la crema de caramelo que preparaste, luego vierte la mezcla en el molde y hornea a 200°C por 40 minutos hasta que esté dorado. Enfriar y servir.

Postre-espanol-con-salsa-de-caramelo-Retos
Source: freepik.com

Bebidas saludables durante el día

El agua pura saciará mejor tu sed. Evite las bebidas azucaradas y limite la ingesta de leche y jugo.

Sin duda, el agua es la mejor opción y la más saludable: no tiene calorías y está fácilmente disponible. Aporta al organismo todo lo que necesita para reponer los líquidos perdidos a través del metabolismo, la respiración, la sudoración y expulsa toxinas.

Debe ser la bebida que más consumas. Las bebidas cargadas de azúcar son la peor opción: proporcionan muchas calorías sin un solo nutriente. El uso diario puede conducir al aumento de peso y aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. Otras bebidas tienen sus pros y sus contras, pero con algunas restricciones pueden encajar en lo que consideramos una dieta saludable:

  • Café y té: no tienen calorías, salvo que les añadas azúcar y nata. Son seguros para la mayoría de las personas e incluso pueden tener algunos beneficios para la salud.
  • Bebidas con edulcorantes artificiales: tienen la ventaja de no tener calorías, pero aún no se conocen sus efectos a largo plazo sobre la salud y el peso corporal, por lo que no deben consumirse en grandes cantidades.
  • Zumo 100% de fruta: tiene vitaminas, pero también muchas calorías, por lo que no debes beber más de un vaso al día.
  • Leche: contiene muchas calorías, por lo que es mejor limitar su consumo a uno o dos vasos de leche al día, preferiblemente baja en grasa. El calcio también se puede tomar de otras fuentes.
  • Alcohol: puede ser tanto un tónico como un veneno para el cuerpo, y la diferencia está en la dosis y en la persona que lo bebe, la moderación es la clave aquí.

¿Qué comer después de entrenar si eres diabético?

El ejercicio es una parte importante del control de la diabetes. El ejercicio puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, pero también puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y daño nervioso en personas con diabetes.

Además, aumentar la masa muscular es una parte importante del control de los niveles de azúcar en la sangre.

Control-de-la-diabetes-con-entrenamiento-Retos
Source: freepik.com

Pero para las personas con diabetes, existen algunos detalles relacionados con el entrenamiento. Los desafíos únicos asociados con el ejercicio y la diabetes se relacionan principalmente con el control de los niveles de azúcar en la sangre.

La recomendación básica es, por supuesto, controlar el azúcar en sangre a lo largo del día, especialmente antes, durante y después del entrenamiento. Después de cierto tiempo controlando sus niveles de azúcar en la sangre, tendrá una buena idea de cómo reacciona su cuerpo al entrenamiento y cómo debe prepararse para entrenar y recuperarse después del ejercicio. Lo más importante a prevenir es la caída de los niveles de azúcar después del entrenamiento.

Antes de comenzar a hacer ejercicio, consulte con su médico, endocrinólogo, qué tipo de entrenamiento le conviene, así como un posible cambio en el régimen de insulina/hipoglucemiantes orales. Consulten entre sí y qué parte del día sería la mejor para entrenar. Todas estas preguntas (y respuestas) lo ayudarán a hacer ejercicio de manera más segura. Las recomendaciones generales son hacer ejercicio durante unos 150 minutos a la semana y elegir actividades de intensidad moderada, como caminar a paso ligero, nadar o andar en bicicleta.

Si usas insulina, mida su nivel de azúcar en la sangre antes de entrenar e inmediatamente después de entrenar. Si el nivel está por debajo de 5,6 mml/l, probablemente no esté preparado para entrenar y deba comer algo con hidratos de carbono antes de entrenar. Si tu nivel de azúcar está entre 5,6 y 13,9 mmol/l, entonces estás listo para entrenar y ese es el mejor nivel de azúcar en sangre para entrenar. Si el SUK está por encima de 14 mmol/l, entonces estás en la zona roja de la hiperglucemia, especialmente si también tienes cetonas positivas en la orina; en ese caso, el ejercicio podría introducirte en la cetoacidosis porque el cuerpo usaría las grasas de manera ineficiente, lo que daría lugar a esta peligrosa complicación.

Si el nivel de ŠUK es superior a 16,7 mmol/, no haga ejercicio, es decir, posponga el entrenamiento por un período en el que esté en el rango recomendado.

Durante el entrenamiento, si te sientes tembloroso o mareado, deja de entrenar inmediatamente y come algo dulce o bebe medio vaso de jugo. Lo mismo ocurre con sentirse débil y tembloroso después del ejercicio: coma una comida pequeña con UH, como fruta, una galleta o un vaso de jugo de fruta.

Related posts

Deja un comentario